7 MEJORES ACEITES ESENCIALES PARA LA ANSIEDAD.



La ansiedad es un mal que afecta a un por ciento elevado de la población mundial. Contar con los aceites esenciales, como un remedio natural y sin efectos secundarios, es una completa bendición.


Los aceites esenciales han existido por siglos, desde los tiempos bíblicos cuando Jesús fue ungido con incienso y mirra al nacer. Se han utilizado desde la antigüedad en diversas culturas, incluidas China, Egipto, India y el sur de Europa.

Algunos aceites esenciales incluso se han aplicado a los muertos como parte del proceso de embalsamamiento. Conocemos de esto porque los residuos se han encontrado en tumbas que datan de más de 2,000 años de antigüedad. Los aceites esenciales también son frecuentes en la aromaterapia, que fue desarrollada por el cirujano francés Jean Valnet, quien descubrió que los aceites esenciales podrían ayudar a tratar a los soldados durante la Segunda Guerra Mundial, un momento en que los medicamentos eran escasos.


La belleza de los aceites esenciales es que son naturales, se extraen de las flores, las hojas, la corteza o las raíces de las plantas. Si bien es mejor asegurarse de usar aceites esenciales puros, es decir, aceites que no se hayan diluido con productos químicos o aditivos, pueden proporcionar el alivio y la curación necesarios para una variedad de dolencias, incluso como un remedio natural para la ansiedad.

La ansiedad es un mecanísmo adaptativo natural que nos permite ponernos alerta ante sucesos o situaciones amenazantes. En realidad, un cierto grado de ansiedad proporciona un componente adecuado de precaución en situaciones especialmente peligrosas. Una ansiedad moderada puede ayudarnos a mantenernos concentrados y afrontar  los retos que tenemos por delante.
En ocasiones, sin embargo, el sistema de respuesta a la ansiedad es exagerado y funciona incorrectamente. Más concretamente la ansiedad no guarda proporción con la situación e incluso, a veces, el sujeto no está frente a una situación perceptiblemente peligrosa. El sujeto se siente paralizado e indefenso y, en general, se produce un deterioro del funcionamiento sicosocial y fisiológico. Se dice que cuando la ansiedad se presenta en momentos inadecuados o es tan intensa y duradera que interfiere con las actividades normales de la persona, entonces se le considera como un trastorno.

¿Cuán común es la ansiedad hoy día?

Los trastornos por ansiedad son, en conjunto, la enfermedad siquiátrica mas frecuente. Entre ellos se destaca el:

Trastorno fóbico: alrededor de un 7 por ciento de mujeres y un 4,3 por ciento de hombres padecen fobias específicas (a un animal, a un objeto, a la oscuridad, etc.), mientras que las llamadas fobias sociales, que padecen las persona y que les impiden relacionarse de un modo afable con los demás, se hallan en un 13 por ciento de la población.


La ansiedad generalizada afecta de 3 al 5 por ciento de los adultos en algún momento del año.


La ansiedad generalizada se da en un porcentaje de 3 a 5 por ciento de los adultos en algún momento del año. Las mujeres tienen el doble de probabilidad de padecerla.

El trastorno de pánico es menos frecuente y se diagnostica a algo menos de un 1 por ciento de la población. Las mujeres son de 2 a 3 veces más propensas.

El trastorno obsesivo-compulsivo afecta a cerca del 2,3 por ciento de los adultos y sucede con aproximadamente igual frecuencia en mujeres que en hombres.


El estrés post-traumático afecta, por lo menos, al 1 por ciento de la población alguna vez durante su vida, aunque en las personas con mayor riesgo, como los veteranos de guerra, tiene una mayor incidencia.

La ansiedad es una batalla difícil de enfrentar día a día, lo que hace que sea importante tener una solución natural, como una mezcla de aceites esenciales. En un estudio de 2014 realizado por el Colegio Estadounidense de Ciencias de la Salud, se les dieron masajes en las manos a 58 pacientes de hospicio una vez al día durante una semana con una mezcla de aceites esenciales diluido al 1,5 por ciento con aceite de almendras dulces. La mezcla se hizo con de aceites esenciales bergamota, incienso y lavandas en proporciones iguales. Todos los pacientes que recibieron el masaje de manos con aromaterapia informaron menos dolor y depresión, concluyendo que el masaje con esta mezcla de aceites esenciales es más efectivo para el tratamiento del dolor y la depresión que el masaje solo.

Estos son algunos de los mejores aceites esenciales para la ansiedad:


1. Lavanda (Lavandula angustifolia)

Considerado el aceite esencial más común, los beneficios del aceite de lavanda incluyen tener un efecto calmante y relajante. Se considera un restaurador del sistema nervioso y ayuda con la paz interior, el sueño, la inquietud, la irritabilidad, los ataques de pánico, el estómago nervioso y la tensión nerviosa general.

"El manual de aceites esenciales: ciencia, tecnología y aplicaciones, segunda edición" establece que ha habido una serie de ensayos clínicos que involucran la inhalación de aceite esencial de lavanda que indican una reducción en el estrés y la ansiedad.

Un estudio que utilizó aceite esencial de lavanda oral a través de cápsulas encontró que la variación de la frecuencia cardíaca aumentó significativamente en comparación con el placebo mientras miraba una película que provoca ansiedad. Esto sugirió que la lavanda tenía efectos ansiolíticos. También ha sido útil para aliviar la ansiedad en personas que visitan al dentista.

2. Rosa (Rosa damascena)

Uno de los beneficios del aceite esencial de rosa es que quizás sea el segundo más popular después de lavanda para aliviar la ansiedad y la depresión, lo que ayuda con los ataques de pánico, duelo y conmoción. En un estudio de mujeres embarazadas publicadas por primera vez en el Diario Médico de la Media Luna Roja Iraní, un grupo de mujeres recibió una inhalación de 10 minutos y un baño de pies con aceite de rosa, otro grupo recibió un baño de pies de agua caliente de 10 minutos y fueron comparados con un grupo de control. Los hallazgos mostraron que "la aromaterapia y el baño de pies reducen la ansiedad en la fase activa en mujeres nulíparas".


3. Vetiver (Vetiveria zizanioides)

El aceite de vetiver tiene una energía tranquilizadora, sólida y tranquilizadora, que a menudo se utiliza en el trauma y ayuda a la autoconciencia, la calma y la estabilización. Un tónico para el sistema nervioso que disminuye el nerviosismo y la hipersensibilidad, y también es útil en ataques de pánico y shock.


El aceite esencial de Ylang ylang puede tratar la ansiedad.


4. Ylang Ylang (Cananga odorata)

Este popular aceite esencial puede tratar la ansiedad y la depresión debido a sus efectos calmantes y edificantes. Ylang ylang ayuda con alegría, coraje, optimismo y alivia el miedo. Puede calmar la agitación del corazón y las palpitaciones nerviosas y es un sedante moderadamente fuerte, que puede ayudar con el insomnio.

En un estudio de 2006 realizado por Geochang Provincial College en Corea, el uso de aceite de Ylang ylang, junto con aceites de bergamota y lavanda, una vez al día durante cuatro semanas redujo las “respuestas de estrés psicológico y los niveles de cortisol, así como la presión arterial de clientes con hipertensión.”

Tenga cuidado al usar ylang ylang, ya que puede sensibilizar o irritar la piel. Debes evitar usar en condiciones de presión arterial baja.

5. Bergamota (Citrus bergamia)

La bergamota se encuentra comúnmente en el té Earl Grey y tiene un sabor y aroma floral distintivos. El aceite de bergamota es calmante y, a menudo, se usa para tratar la depresión al proporcionar energía; sin embargo, también puede ayudar con el insomnio a inducir la relajación y reducir la agitación.


La bergamota generalmente es segura, pero es fotosensibilizante, lo que significa que puede aumentar el riesgo de quemaduras solares y sarpullido. Lo mejor es evitar el uso dentro de las 12 horas de exposición al sol.

6. Manzanilla (Chamaemelum nobile)

Una fragancia pacífica y relajante, la manzanilla beneficia la armonía interna y disminuye la irritabilidad, el pensamiento excesivo, la ansiedad y la preocupación. Un estudio exploratorio realizado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Pensilvania sobre la actividad antidepresiva en manzanilla encontró que este aceite esencial "puede proporcionar actividad antidepresiva clínicamente significativa que ocurre además de su actividad ansiolítica observada previamente".

Otro estudio publicado por el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa encontró que las cápsulas de manzanilla han demostrado aliviar los síntomas de ansiedad. El aceite de manzanilla es generalmente seguro, excepto por un pequeño riesgo de alergia, especialmente con cualquier persona que tenga alergia a la ambrosía.

7. Incienso (Boswellia carteri o boswella sacra)

El incienso es ideal para tratar la depresión y la ansiedad porque proporciona una energía calmante y tranquila, así como una base espiritual. En aromaterapia, ayuda a profundizar la meditación y calmar la mente. Mezclado con aceites de bergamota y lavanda en una proporción de 1:1 en un masaje aromático para manos, se descubrió que el incienso tiene un efecto positivo sobre el dolor y la depresión en pacientes de hospicio con cáncer terminal en un estudio de la Universidad de Keimyung en Corea.


Los aceites esenciales se pueden usar topicamente, oralmente y a través de la aromaterapia.


Cómo usar aceites esenciales para la ansiedad


Los aceites esenciales se pueden usar de tres maneras diferentes: aromaterapia, ingestión o tópicamente.


La aromaterapia para la ansiedad es muy popular porque nuestro sentido del olfato desencadena respuestas emocionales poderosas. Procesamos tanta información a través de nuestro sentido del olfato, en particular, en un área del cerebro adyacente a la región límbica, de acuerdo con "Freedom from Anxiety: Holistic Approach to Emotional Well-Being", de Marcey Shapiro y Barbara Vivino. Esta es el área del procesamiento emocional y la memoria recordada.

Cuando se inhala el aroma de un aceite esencial, las moléculas entran en las cavidades nasales y estimulan un disparo de respuesta mental en el sistema límbico del cerebro. Estos estimulantes regulan el estrés o las respuestas calmantes, como la frecuencia cardíaca, los patrones de respiración, la producción de hormonas y la presión arterial. La aromaterapia se puede obtener usándola en un baño, como inhalaciones directas, vapor de agua caliente, vaporizador o humidificador, ventilador, ventilación, perfume, colonia o uno de mis favoritos a través de difusores de aromaterapia.

Aplicación oral

Muchos aceites esenciales pueden ser ingeridos sin embargo, es fundamental asegurarse de que los aceites que usa sean seguros, puros y para uso terapéutico. Muchos aceites en el mercado se pueden diluir o mezclar con productos sintéticos que no son seguros para la ingestión. La Administración de Alimentos y Medicamentos ha aprobado algunos aceites esenciales genéricamente para uso interno y les ha dado la designación generalmente reconocida como segura (GRAS) para el consumo humano.

La forma más efectiva de consumirlos, según “La inteligencia curativa de los aceites esenciales: la ciencia de la aromaterapia avanzada”, es agregar una gota de aceite en un vaso de agua o en una cucharilla con miel.

Simplemente puede agregar una gota o dos debajo de la lengua. Esto es beneficioso porque los capilares sanguíneos están tan cerca de la superficie del tejido debajo de la lengua, lo que les permite pasar más rápidamente al torrente sanguíneo y viajar a las diferentes áreas del cuerpo donde se necesitan.

Otras opciones de aplicación oral incluyen en cápsulas vegetales, agregar una o dos gotas a su bebida favorita, preparar un té y cocinar.

Aplicación tópica

Muchos prefieren los usos tópicos de los aceites esenciales. La aplicación tópica es un proceso de colocar un aceite esencial con un aceite de transporte sobre la piel, el cabello, las uñas u otras partes del cuerpo. Cuando los aceites tocan la piel, penetran rápidamente.

Como son tan potentes, es importante diluir y mezclar con un aceite transportador, como almendras dulces, jojoba, oliva, aguacate o aceite de coco. Puede aplicar la mezcla directamente a un área afectada, en la parte inferior de los pies, bordes de las orejas, usando compresas, en baños o mediante un masaje.

Recetas de aceites esenciales para la ansiedad


INGREDIENTES: 3 gotas de aceite puro de lavanda 1 cucharadita de aceite de coco fraccionado o aceite de almendras

INDICACIONES: Mezcle el aceite de lavanda y el aceite de coco o de almendras en la palma de la mano y frótelo en el cuello para un alivio natural de la ansiedad. También puedes frotar en la parte inferior de los pies. Esto es perfecto para cualquier momento o justo antes de acostarse.

Aquí hay algunos aceites esenciales más para recetas de ansiedad:


Loción des mirra e incienso

 Loción casera de i
ncienso y mirra

Tiempo total: 90 minutos

Sirve: 30

INGREDIENTES:
1/4 taza de aceite de oliva
1/4 taza de aceite de coco
1/4 taza de cera de abejas
1/4 taza de manteca de karité
2 cucharadas de vitamina E
20 gotas de aceite esencial de incienso
20 gotas de aceite esencial de mirra
Botellas dispensadoras de loción plásticas libres de BPA

INDICACIONES: Ponga el aceite de oliva, el aceite de coco, la cera de abeja y la manteca de karité en un recipiente de vidrio y luego colóquelo en una olla con agua. Caliente la estufa a fuego medio y mezcle los ingredientes. Una vez mezclado, ponga en el refrigerador durante una hora hasta que se solidifique. Con un mezclador regular o batidora manual, bata la mezcla hasta que esté bien batida y esponjosa. A continuación, agregue los aceites esenciales y la vitamina E y mezcle. Llene el recipiente y guárdelo en un lugar fresco.

Riesgos del uso de los aceites esenciales para la ansiedad

Nunca ingerir aceites esenciales o aplicar sin diluir en la piel sin la capacitación adecuada o la supervisión médica. Es fundamental comprender la mejor manera de usarlos. Siempre consulte a un especialista y pruebe el área, procediendo con precaución ya que pueden reaccionar de manera diferente a diferentes personas, especialmente niños y mujeres embarazadas.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.