ACEITES ESENCIALES PARA LA ALTA PRESIÓN ARTERIAL




  

MEJORES Y PEORES ACEITES ESENCIALES PARA LA ALTA PRESIÓN ARTERIAL


La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Cada vez que el corazón late, bombea sangre hacia las arterias, que es cuando su presión es más alta. A esto se le llama presión sistólica. Cuando su corazón está en reposo entre un latido y otro, la presión sanguínea disminuye. A esto se le llama la presión diastólica.

En la lectura de la presión arterial se utilizan ambos números, la presión sistólica y diastólica. En general, la presión sistólica se menciona primero o encima de la diastólica. Una lectura con valores de:

119/79 o menos es considerada presión arterial normal
140/90 o más se considera hipertensión arterial

Entre 120 y 139 para el número más elevado, o entre 80 y 89 para el número más bajo es prehipertensión. La prehipertensión significa que puede desarrollar presión arterial alta, a menos que tomes medidas.

La hipertensión arterial no suele tener síntomas, pero puede causar problemas serios como derrames cerebrales, insuficiencia cardiaca, infarto e insuficiencia renal por lo tanto es un tema que no debemos tratar a la ligera y por el contrario, es necesario prestarle la debida atención.

Mi historia con la presión alta comenzó por estrés. Cada vez que me enfrentaba a situaciones estresantes regularmente, me subía la presión. Si no sucedía en el momento de estrés pues subía luego que todo había pasado y yo me encontraba, en mi opinión,  totalmente calmada.

Los médicos siempre consideraron que tenía una predisposición génetica para ser hipertensa porque mi madre era hipertensa así que no tenía nada que hacer al respecto sino que asumir lo que “genéticamente” me tocaba. Esto nunca lo acepté y, por la gracia de Dios, una de las veces que fui al médico por síntomas de presión alta una doctora me sugirió hacer un experimento. Me dijo: “Aquí están los medicamentos, pero te sugiero que regreses a tu casa, te des un baño relajante, te tomes una infusión de Tilo (relajante) y te acuestes tranquila e intentes no pensar en nada. Vuelve a medir tu presión y si aún está alta, entonces toma el medicamento”. En esa ocasión me habló también del efecto positivo o negativo que tiene sobre la presión arterial  la dieta, el sobrepeso y en sentido general el estilo de vida. Llevé el experimento al pie de la letra y como ya deben suponer, no necesité de medicamentos.

Esto lo hice siempre que pude sin embargo, aunque nunca me medicaron porque nunca me pudieron diagnosticar hipertensa, mi presión arterial siguió subiendo en momentos estresantes o de presión extrema. Lo que hice las veces que no tuve a mano una infusión o la posibilidad de aislarme a descansar y no pensar,  fue tomar medicamentos de algún familiar hipertenso. (Mi madre o mis suegros)
Conociendo el peligro que para mi salud representa, este enemigo silencioso, siempre estuve en la búsqueda de una solución natural y sin efectos secundarios.

Cuando los aceites esenciales llegaron a mi vida por causa de una alergia estacional y comprobé que funcionan, comencé a investigar cómo podía sacarles provecho en otras áreas como dolor de cabeza, indigestión, ansiedad, dolores articulares, cuidado de la piel, el cabello  y más que les comentaré en otros artículos. En esta ocasión sólo les hablaré de la presión arterial alta.
Antes de contarles cómo uso los aceites esenciales para bajar la presión o para manetenerla en sus niveles normales les hablaré de las investigaciones y estudios que se han hecho en este campo.



LA INVESTIGACIÓN SOBRE LOS ACEITES ESENCIALES Y PRESIÓN ARTERIAL

Un estudio reciente examinó los efectos del uso de aceites esenciales en 83 pacientes prehipertensos e hipertensos.

Los sujetos se dividieron en dos grupos; un grupo de participantes recibió un collar para usar que contenía una verdadera mezcla de aceites esenciales, mientras que el otro grupo recibió collares de fragancia artificial con placebo para inhalar.

La mezcla de aceites esenciales consistió en:

Lavanda, YlangYlang, Mejorana y Neroli

Cada participante usó e inhaló estos aromas en el transcurso de 24 horas

Cuando los participantes fueron evaluados después de este tiempo, la presión arterial sistólica y los niveles de estrés disminuyeron, especialmente durante el día y cuando los participantes estaban en casa, pero sólo cuando olieron los aceites esenciales. Los investigadores también encontraron reducciones significativas en los niveles de cortisol, que a menudo son altos en los que están estresados ​​o tienen presión arterial alta, pero nuevamente sólo en aquellos que inhalaron la mezcla de aceites esenciales. 


Lo que es aún más asombroso es que los investigadores notaron que los efectos de los aceites esenciales para la presión arterial eran inmediatos y continuos. Los participantes en el grupo placebo, de hecho, vieron un aumento en la presión sanguínea y los niveles de cortisol.

Ten en cuenta esto cuando compres aceites esenciales para uso terapéutico.  Deben ser 100% puros.

Pero, estos cuatro aceites esenciales no son los únicos que tienen este impacto positivo cuando se trata de presión arterial alta.

Como verás más adelante, hay varios aceites esenciales que te pueden ayudar.

ACEITES ESENCIALES PARA LA PRESIÓN ARTERIAL ALTA

Si tú o alguien que conoces está lidiando con presión arterial alta o altos niveles de estrés, estos seis aceites pueden proporcionar un poco de alivio natural. No olvides consultar siempre a tu médico de cabecera cuando de salud se trata.


Un estudio examinó cómo una combinación de aceites esenciales, incluida la bergamota, la lavanda y el ylang-ylang afectaría a 52 pacientes hipertensos.

Los científicos descubrieron que esta mezcla ganadora tenía el poder de reducir la frecuencia cardíaca, la presión arterial, las respuestas al estrés psicológico y los niveles de cortisol de una persona. Y todo esto se logró simplemente inhalando los aceites esenciales durante tan solo 15-60 minutos.

Una de las razones por las que un aceite esencial de bergamota funciona tan bien aquí es que puede ayudar a eliminar los sentimientos de ansiedad.

Los siguientes aceites esenciales también tienen una propiedad relajante similar.

Cuando se inhaló un aceite esencial de Clary Sage durante 60 minutos, los investigadores de un estudio pequeño notaron que los participantes experimentaron una disminución del 4,7% en la presión arterial sistólica y una disminución del 5,1% en la presión arterial diastólica.

Los científicos en ese estudio atribuyeron la disminución de la presión arterial a la propiedad antinflamatoria encontrada en Clary Sage. El uso de este aceite esencial puede ayudar a aliviar la tensión y el estrés, lo que puede ayudar a reducir los niveles de presión arterial alta.

Mientras que el aceite esencial de lavanda ha sido renombrado en algunos de los estudios que menciono, Cedarwood y Frankincense pueden ser igual de efectivos cuando se trata de presión arterial alta.

En los tres casos, estos aceites pueden ayudar porque calman tu mente y al relajarte te mantienen tranquilo y equilibrado.

Entonces, para recapitular, los mejores aceites esenciales para la presión arterial alta incluyen: Bergamota, Ylang Ylang, Clary Sage, Lavanda, Cedarwood e Incienso.
Ahora veamos los aceites esenciales que debes evitar.

PEORES ACEITES ESENCIALES PARA LA PRESIÓN ARTERIAL

Estos tres aceites esenciales pueden no ser adecuados para las personas con presión arterial alta:

ROMERO

El aceite esencial de Rosemary puede ser demasiado estimulante para alguien que está estresado o tiene hipertensión, por lo que no es la mejor opción.


SAGE y TOMILLO

Thyme y Sage son dos aceites esenciales más que pueden aumentar los síntomas de hipertensión y deben evitarse.

CÓMO USAR ACEITES ESENCIALES PARA LA PRESIÓN ARTERIAL

Si deseas comenzar con los aceites esenciales, tiene algunas opciones para elegir:

INHALA DIRECTAMENTE DE LA BOTELLA

La forma más fácil de obtener los muchos beneficios positivos que vienen con los aceites esenciales es tomar varias respiraciones profundas directamente de la botella. Este método no requiere nada más que un aceite esencial de alta calidad y tu nariz.

El único inconveniente aquí es que puede ser difícil sentarse tan cerca de la botella durante un período prolongado de tiempo además de que como los aceites esenciales son tan concentrados se volatilizan. Así que tener las botellas destapadas por mucho tiempo hará que pierdas poco a poco tus aceites.
Es por eso que la mayoría de las personas prefiere los siguientes dos métodos, especialmente aquellos con estilos de vida ocupados.

APLICACIÓN TÓPICA

Puedes aplicar los aceites tópicamente a tus muñecas, cuello y frente, para que puedas respirar los aceites esenciales durante todo el día.
Ten en cuenta que no debes hacer esto sin antes mezclar tus aceites esenciales con un aceite transportador.

Tener un rollon preparado con la mezcla de estos aceites en tu cartera te permitirá inhalarlo, aplicarlo a tus muñecas o en tus sienes para recibir un alivio rápido.

En mi caso personal tengo una botella de rollon preparada con una mezcla de aceite de coco fraccionado con: Incienso, Clary Sage, Bergamota, Lavanda e Ylang Ylang. Si noto que mi pulso se ha acelerado y compruebo que la causa es que la presión arterial ha subido o quiere subir, froto un poco de esta mezcla en mis muñecas y la huelo. 

También pongo algunas gotas en el difusor y en cuestión de 15 minutos la presión arterial se estabiliza.

Para los lectores que no desean aplicar nada directamente en su piel, la próxima opción puede ser una mejor opción.



EL MÉTODO DIFUSOR

Con este método, simplemente agregas unas gotas de aceite a un difusor de los aceites esenciales y la mezcla se dispersa en el aire. La poderosa niebla rápidamente llena una habitación o cualquier otro espacio en el que te encuentres para brindarte un alivio inmediato. También hay difusores portátiles que puedes usar en tu automóvil y opciones que funcionan en cualquier lugar donde haya un puerto USB, lo que significa que puedes difundir tus aceites esenciales en tu camino hacia y desde el trabajo o incluso en tu escritorio mientras trabajas.

En mi caso desde que tengo un difusor y difundo estos aceites con regularidad no he tenido presión más alta a pesar de que he vivido momentos difíciles y estresantes. En dos ocasiones en que descuidé mi dieta, con sólo frotar la mezcla en mis muñecas y colocar unas gotas de estos aceites en mi difusor, mi presión se estabilizó en sólo 15 minutos.

Imagino que cada persona reaccione de manera diferente sin embargo sin importar el tiempo de reacción, puedes beneficiarte con algo que es totalmente natural. Recuerda también que todo nuestro cuerpo es química y los aceites esenciales también. Por eso cada persona responde más o menos a un aceite u otro. Encuentra el/los aceites que mejor funcionan para ti y disfruta de sus tantos beneficios. Estos aceites te ayudarán a apoyar esta área de tu salud.

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD:

La información contenida en este artículo es solamente con fines informativos. No tiene el objetivo de diagnosticar, tratar, curar o evitar ninguna enfermedad.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.